La joven abordó la combi que venía del Estadio Neza; al quedar sola su pesadilla comenzó.

Por Enrique Hernández

Una joven de 24 años de edad se salvó de ser víctima de abuso sexual, luego de que un chofer del transporte público intentara privarla de su libertad para agredirla, en calles de Nezahualcóyotl, Estado de México.

Fue la noche del miércoles cuando se suscitó el intento de violación contra la chica, quien abordó la unidad con derrotero Estadio Neza-Metro Guelatao.

De acuerdo con el reporte policiaco, la víctima viajaba sola en la parte trasera de la camioneta y pidió al operador que la bajara en la esquina de López Mateos y Cuarta Avenida, pero este la ignoró y siguió de frente.

Al reclamarle, el conductor aceleró y la amenazó con abusar de ella. Asustada, comenzó a pedir ayuda a través de una ventanilla.

Un automovilista escuchó los gritos y alertó a los policías del módulo ubicado en la esquina con la Avenida Texcoco, quienes ubicaron la unidad y lograron rescatar a la víctima, en la colonia Metropolitana.

ENTÉRATE EN UNOS MINUTOS CON KIKE DÍAZ